Noticias

Échale un vistazo a las novedades del mercado

Establecer el precio adecuado de tu piso en función de los m2

Cuando  estableces el precio de un piso en venta, los metros cuadrados adquieren un papel muy importante, el precio por metro cuadrado es un elemento clave a la hora de hacer una valoración del precio

¿Qué superficie tengo que incluir al anuncio?  ¿Metros construidos?  ¿Metros Útiles? ¿Cómo contabilizo la extensión de la terraza o  patio?

En este artículo intentaremos explicar las diferencias entre los diferentes tipos de superficies empleadas para medir un domicilio.

Metros construidos

Hace referencia en el espacio ocupado por el inmueble, medido desde la línea exterior de su contorno. Esta medida, tiene en cuenta la superficie ocupada por tabiques, columnas interiores y otros elementos de construcción. A la hora de contabilizar el terreno de la terraza, tienes que incluir el 50% si es abierta y el 100% si está cerrada por tres de sus cuatro orientaciones.

Metros construidos con zonas comunes

Se refiere a la superficie construida del inmueble más la parte proporcional de las zonas comunes. Se  incluyen zonas como la entrada, la escalera, los rellanos de acceso y la superficie del vestíbulo. Cada piso tendrá un coeficiente de participación de las zonas comunes que vendrá reflejado en el catastro. Este coeficiente, irá en relación a la superficie construida, y, sumado a esta, dará como resultado la superficie construida con zonas comunes.

Metros útiles

Se trata del espacio interior de un inmueble descontando todo tipo de tabiques interiores y pilares. Igual que pasa con los metros construidos, a esta medida se le tiene que añadir el 50% de la superficie de la terraza si es abierta y el 100% si está cerrada por tres de sus lados.

Esta información es muy útil para el comprador puesto que, gracias a ella, podrá hacerse una idea aproximada del espacio del que dispondrá para vivir.

Patios y las terrazas

Si nos atenemos al catastro, la contabilización de los metros en patios y terrazas se realiza tal como hemos mostrado en los puntos anteriores: el 50% de su superficie si son abiertos y el 100% si son cerrados. La información mostrada al catastro, es la que se tendrá en cuenta a la hora de realizar el cobro de los diferentes impuestos.

No obstante, esta manera de contabilizar los metros exteriores no es demasiado clara para los compradores. Además, dependiendo de la tipología del inmueble, la manera de calcular la superficie puede variar.

Si ya sabes cuál es la superficie de tu inmueble y sólo te falta establecer el precio adecuado por metro cuadrado, puedes solicitar una valoración AQUÍ pregúntanos y estaremos encantados de poder asesorarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *